martes, 26 de mayo de 2009

_Par_



Dad palabra al dolor:
el dolor que no habla gime en el corazón
hasta que lo rompe.

_William Shakespeare_







Te tenía que decir tantas cosas, tantas...pero me quedé con el corazón en los labios y tu rabia en la retina.
No te tenía que haber llamado...pero no conozco el orgullo y sabes que nunca practicamos la amistad. Ibamos más allá, mucho más.

Seguiremos siendo un par, a pesar de todo.
Llegará un día en el que esto nos parezca una broma. Llegará un día en el que esta década y media nos parezca un pequeño latigazo solamente y no esta angustia, que se me ha agarrado al pecho de tal manera, que aún es capaz de abordarme el lagrimal en el momento menos oportuno.

Esta pena que no se me va de aquí del medio.

Lloro, sí, así es, pero el otro día te dije que todo estaba bien, que no te preocupases porque el no tenerte sólo me dolió al principio.
Saqué mi sonrisa mas divina y me temo que has tragado como si en verdad quisieses creer en mi fuerza o, que así te lo creiste por no salir de mi vista con el corazón mas dañado.

Soy tan cobarde, lo malo es que lo sabes.

Es tarde para echar a correr. No, no correré mas, no me apetece.
Ya es tarde, tan tarde.
No tengo piernas ni brazos que me impulsen. Te los quedaste tú, sin notarlo, en nuestra última conversación.
No me opuse tuyos son.

Lo demás no tiene mucho sentido y ya, ya he dejado de respirar contigo tantas veces.
Nunca te dije que fuese facil, ni te guardé en un pedazo de papel de seda juramento alguno.
Sólo llené tus pies de rosas frescas y acabaste viendo únicamente las espinas. Teoricé sobre un imposible y te arranqué en los suspiros la única verdad que me has calado.




Será mejor que en mi vida ocurra algo tan cegador que te quite por siempre de mi vista, será mejor, será....





8 comentarios:

Mario Carvajal dijo...

Hola amiga, el primer escrito triste q te he leido, triste en el contenido, soberbio como siempre en todo lo demas. Un abrazo, y espero no sea cierto lo q ahi dices, en todo caso si asi dijeras q fuera no me lo creo!

PanteraNegra dijo...

Has seguido el precepto del maestro y has puesto letras al dolor. Espero aprender de ello, pequeñaja, tan sólo se poner ironía al dolor, pintar de risas los llantos, y eso me está matando.

Lalunallena dijo...

Que precioso texto y que triste a la vez... Espero y deseo de corazón que estés bien, que la tristeza que he percibido en tus palabras, no te hayan invadido a ti.
Mil besos mi niña.

Ana Márquez dijo...

No te quiero triste... Es más: no te veo triste, fingidora ;-)


Que te he dao un premiooooo

Besitos muchos, muchos, muchos....

Angelosa dijo...

Oye que no me entere yo de que tú estas triste, vamos que voy para alla y te pongo las pilas leche. Precioso como siempre, pero triste y como los demas espero que solo sean las letras no tu estado de animo.

Un abrazo gordo gordo

Anónimo dijo...

Me voy de vacaciones una semana, espero leerte más contenta a la vuelta y que esos nudillos estén perfectos.

Un beso enorme, Natalia.

pepe montero dijo...

Ocurra lo que ocurra, no dejes de currartelo. Es muy meritoria la automutilación, incluso con sadismo, de los pingajos que alguien ha pegado sobre tu carne viva; un buen tajo sobre las carnes falsas, unos días de régimen, y a otra cosa.
Fíjate bien en todos los negros que te ofrezcan CDS de Springsteen, a tres euros, o en los ojos de una gamba cuando chupes su cabeza, o en el pico de ese pájaro que se desparasita, cualquiera de ellos, puede ser, yo.

O. dijo...

Todos somos cobardes.