jueves, 6 de agosto de 2009

_...distantes_

(me repito)



Mañana cuando despiertes, mirarás a ambos lados. Se colará el desafío y no encontrarás ningún reproche.

Malditos sean mil pares de veces los minutos que te tuve y no te desarmé a mordiscos hasta el aire. Malditas las esperanzas que, aún, juguetean en el cielo de mi boca como si te lamiese el costado del cuello, allí mismo donde se te derrumbaba la sangre.
Se pasean las mariposas y aletean. Míralas.
Apartaría del camino los silencios y te prestaría mi atención sin pestañeo. Pero es tan tarde, tanto y tanto.
Los ojos se me cierran.
Es la daga que metía entre los dientes, para camelarte, un cruel disfraz de caza que me despierta con ansia a medianoche.
Cuando se me muera el desaliento; tampoco lo reconoceré, cuando sea temprano y tú consideres a bien lo oportuno; no iré tampoco.

Mi casa esta a cinco milésimas de piel de la tuya, un simple dedo rozaría la absoluta paz pero los puentes han jugado a esconderse y a mi me ha vuelto a encontrar el sueño.




13 comentarios:

pepe montero dijo...

Bonito sueño desintegrador, basta con mirar cara a cara a la cara para que se disipe.

Duerme.

Catalina dijo...

Uyss con ese imsomnio la de cosas que se te pasan por la cabeza.

Precioso Pinochito. Esos cinco milímetros...que cerca lo tienes, pégale otro mordisco, hombre ya!!!

Besos
Cata

Begus dijo...

Un beso Pinocho...un abrazo inmenso por todo y por más.
Tus visitas me gustan y más cuando me dices...vuelve!!!
Yo te digo...no te vayas nunca!!!


Viví tu dolor y lo sentí muy cerca. Me avisaron de la misma manera que me dieron la noticia inicial, pero hasta hoy no me he atrevido a asomar a tu ventana.

Te dejo un beso enorme...MUAAAAAAAAACKIS

Astrágalo dijo...

Que poco vengo a verte, a sentirte... y siempre he querido tenerte cerca, sentirte cerca, tan cerca que adivines todos mis pensamientos. No quiero sentirte distante...quiero tu olor, quiero ese primer rayito de luz que sale de tus ojos cada día...

Que el tiempo no sea una barrera para sentirte distante, sigo aquí, tardo en llegar como la navidad pero con la misma ilusión...quiero que me sientas cerca, muy cerca de tu corazón.

Tu lindo pececillo.

MAREA dijo...

El imsomnio, soñar...
Al menos que tengas, después, un despertar agradable, y que el próximo lo cuentes igual.
_MAREA_

Anónimo dijo...

Hola preciosa.
Cuando vayas al Bolo verás que me he casi despedido.
Así que como me será difícil pasar por aquí, quiero dejarte un beso y un abrazo muy grandes y mucha fuerza y ánimo para lograr eso que quieres.

Natalia.

Daniela Matos dijo...

No permitiré que el sueño
me quite tu piel de encima,
que para soñar tengo tiempo,
pero para amarte sólo la vida.
Daniela
Mi cariño de siemprepara ti querida Pino

Sílice dijo...

Por mí puedes seguir repitiéndote todo lo que quieras. Con las vacaciones ya extrañaba tus escritos. ¡Qué gozo volver a leerte!
Mándame algunos de tus poemas a info@hijosdelaluna.com a la atención de Inma Arrabal o José Luis Mateo. Vuelvo a estar en la radio, Radio Unión Catalunya y leeré algunos de tus poemas encantada. Entra en mi blog y entérate bien. Puedes oír el programa, los miércoles de diez a once de la noche, en directo por internet. También puedes llamar por teléfono y leerlos tú misma.

Un abrazo.

Inma

Adela Mizrahi dijo...

Malditos sean mil pares de veces los minutos que te tuve y no te desarmé ... bueno esto me mato!
Bien.
Adela

MaysArte dijo...

Hola Pinocho.

Espero que estés reponiendote poco a poco.

Todo mi ánimo y mi energia para ti.

Como siempre precioso post.

Besitos May.

Angelosa dijo...

Mi Pinochin, que me perdones por no pasarme más a menudo a verte, pero yo tampoco paso buen momento, que te echo de menos y con retraso te quiero felicitar por tu cumple, te sigo mandando miles de achuchones de esos apretaos como tu dices. Un beso de los gordos.

Pinocho dijo...

uuuuf, estais y me acomodo en vuestra palabra.

Ha sido largo y duro.

Me impulso y tomo aire.
Gracias por ser y estar.

50leonor dijo...

No dejes que se escondan las puertas. a veces el cansancio, esta vida de locos que llevamos, el orgullo o simplemente esperar que sea el otro quien busque. abre las puertas, aunque sea a mordiscos que para mañana es tarde. Muchos son los que no se dan cuenta de que el amor es como una plantita que hay que cuidar todos los dias. algunas veces no tenemos ganas de nada pero todo es ponerse. Un beso.